Diseño web sostenible – minimizando la huella de carbono digital

Gracias a la digitalización ahorramos mucho papel y correo. Tanto, que se podría pensar que todo lo digital es bueno, verde y sostenible. Pero, ¿Te has parado a pensar en la cantidad de energía que consumes cuando usas Internet?

Muchos sectores como la construcción o el automovilístico tratan de reducir o limitar su huella de carbono y el uso de energía. Sin embargo, la huella ecológica digital aumenta cada año, siendo actualmente similar a la del tráfico aéreo mundial. ¿Es sostenible Internet? La respuesta es: No.

El problema de la sostenibilidad digital

Para medir nuestra huella ecológica indicamos cuántos kilómetros recorremos cada año, dónde vivimos o cómo comemos. Pero cuánto navegamos en Internet, cuánto tiempo transferimos datos o chateamos apenas se tiene en cuenta. Porque los bytes que utilizamos en Internet no se reflejan en nuestras facturas de electricidad.

Enormes centros de datos se ejecutan en segundo plano para que los vídeos de gatitos en YouTube estén disponibles en todo momento y el rendimiento, el enfriamiento y el suministro ininterrumpido de electricidad de miles de servidores cuestan toneladas de energía. La fórmula es sencilla: Cuantos más datos se transfieren, mayor es el consumo de energía y, por lo tanto, las emisiones de CO2.

La solución no pasa por limitar el uso de Internet. Se podría minimizar el daño apostando por proveedores de alojamiento ecológico que trabajen con electricidad que provenga de energías renovables y operen su propio centro de datos. Pero si queremos abordar el problema de raíz, debemos apostar por el desarrollo de páginas web ligeras y sostenibles que no consuman innumerables bytes al cargar.

¿Es posible Desarrollar una página web sostenible?

Actualmente un sitio web tiene un tamaño medio de 2 MB, mientras que hace tres años su tamaño era de poco menos de 1 MB. ¿Se podría conseguir un tamaño menor sin sacrificar el diseño web elegante y una buena experiencia de usuario?

Jack Lennox, ingeniero de diseño en Automattic, dio respuesta a esta pregunta y diseñó un sitio de WordPress sobre sostenibilidad en la web con sólo 6 KB: sustywp.com. Sin imágenes, sin barra de navegación, una fuente web que ya está disponible en la mayoría de los dispositivos, un menú que se carga como una página separada y un CSS mínimo.

El resultado es una web ligera con tiempos de carga rápidos y una buena clasificación en los motores de búsqueda, lo que demuestra que a veces es mejor concentrarse en lo esencial.

6 formas de minimizar la huella de carbono digital de un sitio web

Para que te hagas una idea, una página web produce de media 1,76 gramos de CO2 por visita. Para una página web con 10.000 visitas al mes supone una emisión anual de 211 kilos de CO2. Imaginaos la emisión de CO2 de páginas web como Amazon o YouTube que reciben al día millones de visitas…

En TRIBU apostamos por la sostenibilidad en todos los ámbitos, por eso hemos conseguido que nuestra página web emita sólo 0,87 gramos de CO2 por cada visita (Fuente: www.websitecarbon.com). ¡Muy por debajo de la media!

¿Cómo lo hemos conseguido? Aunque el diseño web sostenible es un proceso constante, a continuación te resumo algunas de las acciones que llevamos a cabo para minimizar nuestra huella de carbono digital:

1. Hosting ecológico: Escogimos un proveedor de alojamiento web que usa electricidad que proviene de energías renovables tanto para sus oficinas como para sus centros de datos y servidores.

2. Minificación de código: Hemos minificado el código fuente para reducir el peso de la web, reduciendo el espacio ocupado en el servidor y rebajando el número de peticiones a éste.

3. Almacenamiento en Caché: Utilizamos sistemas de memoria en Caché para generar versiones estáticas de la web y evitar que el servidor la tenga que cargar en cada visita, reduciendo así el consumo de energía del servidor y mejorando los tiempos de carga de la página.

4. Optimización de imágenes: Utilizamos herramientas para comprimir cada archivo de imagen que subimos a la web para que, sin perder calidad, se reduzca el tamaño general de la página.

5. Experiencia de usuario (UX): Intentamos ofrecer la mejor experiencia de usuario en nuestro sitio web, de forma que los visitantes puedan realizar su compra u obtener información haciendo clic el menor número de veces posible. De esta manera minimizamos la energía que se consume reduciendo el tiempo de navegación del usuario.

6. Posicionamiento SEO: Trabajamos constantemente en la mejora del posicionamiento de nuestra web en buscadores para que los usuarios encuentren la información que buscan de manera más rápida y fácil. De esta forma pasan menos tiempo navegando y se consume menos energía.

Gracias a estas y otras acciones podemos presumir de ofrecer un diseño web sostenible con una huella de carbono digital reducida, en línea con nuestros valores y filosofía de marca. Ahora depende de nosotros como usuarios utilizar de manera responsable Internet para minimizar su impacto negativo en el medio ambiente. ¿Quieres formar parte de la solución?

Rafael Alonso

Rafael Alonso

Online Marketing Manager | Fundador de TRIBU

Además de ser el Fundador de TRIBU, trabaja como Responsable del Dpto. de Marketing Digital de una Agencia de Marketing y Comunicación en Colonia (Alemania), donde vive desde 2015.