Logo TRIBU

Envío GRATIS a partir de 60€

Algodón orgánico CERTIFICADO 

Diseñado con 💚 en ESPAÑA 

Envío GRATIS a partir de 60€ 

Slow Fashion

Marcas que impulsan el cambio

En mitad de la crisis climática que estamos viviendo, con elevadas tasas de contaminación y millones de objetos de un sólo uso que se utilizan y tiran todos los días, no es fácil encontrar soluciones. En concreto, los sectores de la moda y el calzado contribuyen a aumentar estos problemas, tanto por las compras masivas como por el uso de tejidos sintéticos y productos químicos.

De hecho, hoy en día la mayoría de las cosas que utilizamos a diario tienen una vida mucho más corta de lo que pensamos. Si nos paramos a reflexionar, todo dura menos de lo que parece.

Sin embargo y a pesar de todo esto, la moda, aunque parezca mentira, está intentando entrar en este camino y dirigirse y guiarse por el cuidado del medio ambiente. Cada vez aparecen más marcas pequeñas cuyos valores son claros y se rigen por principios de sostenibilidad y slow fashion.

¿Qué es el slow fashion?

La sostenibilidad en la moda o slow fashion es un término muy amplio que muchos utilizan para cualquier cosa y otros ni siquiera lo terminan de entender. Por eso vamos a resumir de forma breve qué significa este concepto en el sector.

La sostenibilidad se podría definir como el conjunto de prácticas en el diseño, producción y consumo que respetan el medio ambiente y su entorno. Es decir, trata de cuidar al planeta y a las personas. Y busca un equilibrio entre lo que se produce y lo que se consume, así como la forma en la que se hace.

Valores de la moda slow fashion:

 

1. Los materiales y tejidos

Los materiales deben ser lo más naturales posible. Intenta evitar materiales sintéticos que utilicen productos químicos. Esto hará que la producción sea mucho más ecológica. Los tejidos procedentes de plantas naturales serán más beneficiosos. Y si pueden ser tejidos orgánicos que consuman menos agua y no utilicen pesticidas mejor.

Además, hoy en día es muy habitual que las prendas estén hechas de materiales reciclados, lo cual también es muy positivo. De esta forma se da una segunda vida a materiales que habían perdido su utilidad. Existen marcas que reciclan plásticos, telas, madera y hasta pelotas de tenis.

2. Quién lo produce y dónde lo hace

Al punto de los materiales, hay que añadir el factor de la producción. Tanto la localización como la mecánica de trabajo.

En cuanto a la localización hay que señalar que lo mejor es fabricar lo más próximo a la sede o los puntos de venta de la marca, ya que el componente de la cercanía reduce el impacto medioambiental y la huella de carbono. La localización permite fomentar el empleo y la economía local, con condiciones dignas para los trabajadores, lo cual, en el sector de la moda, es difícil de ver. Las grandes marcas suelen deslocalizar la producción a países donde los costes y las condiciones laborales son menores.

Y respecto a la forma de trabajar o la mecánica de trabajo, decir que cuanto más artesanal sea la producción mejor será a nivel de contaminación, ya que menos emisiones de CO2 se generarán y menos energía se consumirá.

3. Generan impacto positivo

Este punto está relacionado con lo que pueden generar las marcas. Muchas pequeñas marcas están llevando a cabo proyectos para reducir su impacto medio ambiental y generar un impacto positivo. Es decir, más allá de cumplir con los puntos anteriores, realizan acciones con la cuales puedan reducir su contaminación o incluso contribuir a otras causas medioambientales o sociales. Hay ejemplos de marcas que colaboran con Fundaciones, otras que donan parte de sus beneficios, otras que plantan árboles u otras que llevan a cabo iniciativas de reciclaje.

Esta es otra forma que hace que el sector sea más respetuoso y esté concienciado con el planeta.

Marcas Slow Fashion que debes conocer

La moda sostenible y la tendencia del slow fashion se interesa en la reducción de las emisiones de CO2, la disminución de los niveles de contaminación, la disminución de residuos, el uso de los materiales adecuados, el reciclaje de materiales y el fomento de la producción local con condiciones laborales justas y salarios dignos.

NoTime Ecobrand: Mezcla sostenibilidad e innovación para crear las primeras zapatillas hechas con pelotas de tenis recicladas.

TRIBU: Trabaja 100% con algodón orgánico certificado para la producción de sus productos ahorrando hasta un 90% de agua durante el proceso de fabricación.

Además de estas medidas que están en manos de las marcas, los consumidores también tienen un enorme poder. Y no solo por hacer posible que estas marcas sigan adelante, sino que pueden llevar a cabo otras muchas acciones que serán beneficiosas para el planeta como consumir de forma responsable, reciclar o revisar la etiqueta de los productos que se consumen.

Artículos relacionados

Tu Carrito:
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando
0