Sostenibilidad en el cuidado de la ropa – consejos para cuidar prendas de algodón orgánico

¿Sabías que la mayor huella de carbono de una prenda de algodón orgánico se produce en el uso cotidiano? Ni en la fabricación, ni en el transporte; sino en el cuidado diario de la prenda.

Electrodomésticos como la lavadora o la secadora nos hacen la vida más cómoda pero también son de los que más energía y agua consumen. Además hay que sumar los residuos contaminantes que generan procedentes de detergentes y suavizantes que utilizamos. Si sumamos todo ello estamos generando un impacto medioambiental a tener en cuenta y que, en la medida de lo posible, hay que minimizar.

Muchos sois los que nos preguntáis por el cuidado de vuestras prendas de algodón orgánico. ¡Y con razón! Hay que tener en cuenta que los tejidos orgánicos no son iguales que los convencionales y necesitan un cuidado especial. Por eso hemos recopilado algunos consejos para el cuidado de las prendas de algodón orgánico que no sólo ayudarán a aumentar su durabilidad, sino que al mismo tiempo estarán ayudando a minimizar el impacto medioambiental del cuidado diario de la ropa.

Cómo cuidar tu ropa de algodón orgánico

1. Sigue las instrucciones de la etiqueta de lavado: Antes de nada lee atentamente las indicaciones de lavado de la etiqueta interior. Sí, esa que todos recortamos porque a veces molesta. En ella se explica cómo debe lavarse y cuidarse esa prenda de vestir y contiene información relativa a la temperatura de lavado, secado, planchado, limpieza en seco o el uso de cloros. Respetar estas recomendaciones es fundamental para alargar la vida útil de la ropa y no malgastar recursos innecesarios.

Nosotros recomendamos lavar nuestros productos a mano siempre que sea posible. Así evitaremos posibles despintes derivados de otras prendas de vestir de la misma colada.

2. Separa y protege las prendas de vestir: Es recomendable separar la ropa por temperatura de lavado, por color o por su composición. Asegúrate de no mezclar los colores en una misma colada, de forma que diferenciemos entre prendas blancas, de color y oscuras.

Antes de lavar tu ropa de algodón orgánico dale la vuelta para así protegerla más, y si se trata de prendas delicadas, es importante que vayan separadas en una bolsita especial de lavado para protegerlas de cremalleras, botones y demás elementos decorativos que puedan dañarla.

3. Lava con agua fría: Lavar en agua caliente provoca que los tejidos se desgasten más, que las prendas puedan perder color o que puedan encoger. Y recuerda: A mayor temperatura, mayor consumo de energía. Otra de las ventajas de un lavado en agua fría es que tu ropa será más fácil de planchar.

4. Evita usar la secadora: Evidentemente no usar la secadora es un hábito más sostenible que usarla. Aparte de este motivo, es preferible secar la ropa de algodón orgánico al aire libre y del revés, ya que la ropa se higieniza y la secadora suele estropear las prendas más delicadas.

5. Plancha sólo cuando sea necesario: Para quitar las arrugas de las prendas de algodón orgánico te recomendamos evitar las temperaturas muy altas y realizar pasadas rápidas para no quemar el tejido. Al igual que con el lavado, plancha las prendas del revés para proteger el tejido y los estampados. Y si puedes, utiliza vapor para mejorar la eficiencia de cada pasada.

Llevando a cabo estos pequeños hábitos no sólo conseguirás alargar la durabilidad de tus prendas de algodón orgánico, sino que además estarás contribuyendo a minimizar tu huella de carbono mediante un cuidado de la ropa sostenible. ¿Quieres formar parte de la solución?

Rafael Alonso

Rafael Alonso

Online Marketing Manager | Fundador de TRIBU

Además de ser el Fundador de TRIBU, trabaja como Responsable del Dpto. de Marketing Digital de una Agencia de Marketing y Comunicación en Colonia (Alemania), donde vive desde 2015.